Síguenos

Contáctanos

 PROYECTOS DE PASTORAL

INTRODUCCIÓN.

2017

Este Plan se elabora a la luz del Evangelio y el Magisterio de la Iglesia, profundizado en el documento de MACO con el lema “Afirmación de Dios, del hombre y la moral”, para encontrar a Cristo que es “camino, verdad y vida” (Jn. 14, 1-6) y además, desde la filosofía institucional a través del catecismo integral y  misa Dominical: “Sintonía con Dios” como principio y fin de la vida humana y de la espiritualidad Corediana. También, como se ha venido trabajando en COREDI desde la metodología de “ver, juzgar y actuar” contemplada desde el hombre; los bienes; la vocación; Dios  y las instituciones que hacen parte de la realidad social en procura a la reivindicación de la dignidad humana y “la civilización del amor”.

Así, respondemos a la línea estratégica de “Gestión de Bienestar social y pastoral” que buscaLa dignificación de la persona humana en su dimensión individual, familiar, social y espiritual.” Procurando “La promoción del talento humano, el bienestar laboral, la sana convivencia, la cualificación permanente, la acción solidaria y el compromiso social a la luz el Evangelio”

  1. DIAGNÓSTICO

Dentro de la Institución COREDI, se ven elementos que fortalecen a la corporación como al tecnológico, desde la formación integral, identificando valores que consolidan los principios institucionales tales como la espiritualidad, motor de la institución; la entrega y el servicio incondicional, la exigencia, el autoconocimiento y la diversidad en  carismas y talentos, el sentido de pertenencia e identidad con COREDI, entre muchas otras actitudes  que actualmente presentan las personas que hacen parte de esta institución.

Por otro lado, se han encontrado falencias que pueden ser mejoradas a partir de un proceso de formación y reflexión, teniendo como consecuencias la experiencia personal con Cristo y la consolidación del compromiso, la disponibilidad, la disciplina, la comunicación, la identidad y la coherencia como fundamentos de la vida humana dentro de la cotidianidad institucional.

Teniendo en cuenta estas características, se encuentra la necesidad de profundizar en la vocación y avivar el espíritu de discípulos desde el ámbito personal hacia la proyección familiar, educativa, comunitaria y social para responder a los signos de los tiempos.

2. FORMULACIÓN DEL PROYECTO

2.1 TITULO: ANTE LA VIDA….TÚ TAMBIEN PROPONES

2.2 TIPO: Bienestar social y Pastoral

2.3 RESPONSABLES: Sacerdote director de pastoral social. Y equipo de apoyo pastoral.

2.4 JUSTIFICACIÓN

La dirección de pastoral social en COREDI, tiene como Misión de saber saber, saber ser y saber hacer “apóstoles, discípulos” dentro y fuera de la institución en el liderazgo. Para lograrlo, es necesario reconocer y vivenciar la vocación a la que están llamados todos los seres humanos en los espacios en que  se desenvuelven.

Como lo aclara el documento de Aparecida en su introducción, todos en virtud del bautismo están llamados a ser discípulos de Cristo. Esto conlleva seguirlo, vivir en intimidad con Él, imitar su ejemplo y dar testimonio”. Por consiguiente es importante entender la Vocación como un llamado o una invitación a la búsqueda constante y alegre de la experiencia de Cristo, pues la alegría nace del corazón de la persona al encontrarse con Dios amor.

El aceptar el llamado, implica ser  personas en un proceso de formación donde el apóstol aprende de Cristo, lo imita y se producen cambios positivos en el corazón humano y en su manera de ver el mundo, pues se empieza a ver la realidad con los ojos de Dios.

A medida que se vive la experiencia de Cristo, se siente la necesidad de compartir la alegría de haber encontrado a Jesús y se anuncia el Kerigma, dando a conocer el Rostro de Cristo, es lo que se conoce como Trabajo; dentro de la misión se realiza pastoral, es decir, se actúa para construir en comunidad el Reino de Dios.

Se trabaja desde el enfoque misional, proyección y vocacional, pues se ve la necesidad de profundizar y fortalecer a la comunidad Corediana en la experiencia de Cristo, desde la vivencia personal hacia la proyección comunitaria, enfatizando en los principios de la filosofía institucional COREDI desde la organización, es decir formando al ser en la integridad; del conocimiento llevando a la persona a profundizar en el saber; y la producción que se enfoca en la multiplicación y proyección en el hacer para el servicio a la comunidad en la cotidianidad.

En la misma línea del plan de acción pastoral, se tendrá en cuenta el Módulo titulado “Sintonía con Dios, Catecismo Integral y Misa Dominical”, que es el instrumento con el cual  se pretende propiciar un desarrollo integral a todo el personal de la Organización y el tecnologico a través del año litúrgico en la celebración de la misa dominical, y así dar cumplimiento al área de educación Religiosa y Moral, que se trabaja de manera transversal en todas las áreas de acción pastoral en las diferentes actividades programadas.

Del mismo modo, se dará fuerza al proceso de formación del movimiento apostólico corediano MACO, a través de los grupos de estudio que se consolidarán tanto en la sede administrativa como en las regiones donde están los programas de COREDI. Convirtiendo esta estrategia en una línea institucional basada en su filosofía.

Con el fin de avanzar en este camino, se está  ejecutando un proceso a cinco ciclos en el que se reitera la necesidad de formar discípulos con proyección,  desde el enfoque de la efecto a las comunidades, las características y actitudes de los líderes y apóstoles según el Evangelio y el fortalecimiento de la vida cristiana a través de los sacramentos, el cumplimiento de los mandamientos y la opción por la misericordia.

Esta propuesta se elabora en cinco ciclos anuales que tienen como base cada uno de los cinco pasos del proceso de discípulos proyectados por el trabajo social.

La primera fase, del proyecto, se basa en el Evangelio de San Marcos en el capítulo 1 versículo 17, cuando Jesús empieza a llamar a los suyos con una invitación contundente “VENGAN CONMIGO”, que doblega el corazón e inspira una respuesta inmediata, “dejaron sus redes y lo siguieron”.

Para la segunda fase del proyecto, se tiene como referencia el Evangelio de San Mateo 19, 21 cuando invita al joven rico a seguirlo “…LUEGO, VEN Y SÍGUEME…”, pues después del encuentro personal con Cristo, hay que realizar un cambio radical de vida y luego lanzarse a la aventura de caminar con Él y anunciar a viva voz la alegría de sentir que Cristo está vivo en medio de la comunidad.

En el tercer ciclo, se hace referencia al discipulado, a la escuela de Jesús, Él después de llamar a los suyos les invita a compartir la vida con Él, les enseña  su palabra y les permite ver donde vive “VENID Y LO VERÉIS” (Juan 1, 39), con esta invitación de Jesús, abre las puertas de su casa y de su corazón para todos aquellos que lo buscan en la celebración y vivencia del mensaje de Cristo en la vida Cotidiana.

Para el cuarto ciclo, se ilumina la reflexión con el texto Hechos de los Apóstoles 2,42, en el que cuenta los inicios de las comunidades Cristianas y refleja la unidad, el servicio y la solidaridad en Cristo pues “TODO LO TENÍAN EN COMÚN”, así mismo la caridad y la misericordia son muestra de que Dios actúa en medio de su pueblo.

Finalmente, se llega al culmen de la vida Cristiana, que es la participación en el anuncio de la Buena Noticia a todas las gentes, ya que el encuentro con Cristo no puede pasar desapercibido, por el contrario debe ser anunciado con la fuerza del Espíritu Santo y con la Alegría de ser un seguidor de Cristo que exige a sus amigos  que “VAYAN Y HAGAN DISCÍPULOS…ENSEÑÁNDOLES A GUARDAR LOS MANDAMIENTOS” (Mateo 28,20)

Para las diferentes fases del proyecto, se tiene el material de MACO y se elaboran  otras cartillas de apoyo y módulos diseñados por un equipo de pastoral conformado por el equipo sacerdotal, algunos seminaristas del Seminario Diocesano Nuestra Señora y varios líderes voluntarios que han tomado la decisión de seguir a Cristo en el servicio a la comunidad, y el reconocimiento de la realidad como Hijos de un Mismo Padre.

2.5 OBJETIVO GENERAL DE LA LINEA DE BIENESTAR SOCIAL Y PASTORAL:

Contribuir  a la dignificación de la persona y el bienestar espiritual y de los estudiantes, y colaboradores de la organización y sus familias, así como al mejoramiento del clima organizacional y a la convivencia dentro de la institución.[1]

2.5.1 OBJETIVO DEL PROYECTO:

Fortalecer en la comunidad (estudiantes, empleados, colaboradores y familias) de COREDI y el TECNOLOGICO  la vivencia de su vocación mediante un proceso de crecimiento personal y comunitario que conduzca hacia la experiencia de Cristo siendo apóstoles y líderes católicos auténticos a la Luz del Evangelio.

2.6. AREAS DE ACCIÓN PASTORAL

A continuación se  explicitan las diferentes áreas de pastoral que se trabajan en COREDI con sus respectivos objetivos, metas, beneficiarios y matrices de planeación, plan operativo y presupuesto.

-       La pastoral de acompañamiento

Esta pastoral transversaliza todas las demás pastorales y tiene como objetivo  Avivar la fe de los empleados, estudiantes y comunidad COREDI y el TECNOLÓGICO con la alegría y presencia sacerdotal, generando vínculos de confianza y cercanía que llevan a la comunión fraterna y solidez de la institución.

Entre las principales actividades de la pastoral de acompañamiento se tienen espacios para la confesión y dirección espiritual para empleados, docentes, estudiantes, padres de familia y comunidad en general; Eucaristías institucionales (Colegio y administración), encuentros MACO, y la presencia activa de los sacerdotes en todas las actividades y procesos relacionados con las demás áreas de pastoral.

-       Pastoral administrativa

Objetivo específico: Acompañar a los empleados administrativos con la presencia sacerdotal en los diversos momentos comunitarios, en pro del mejoramiento de las relaciones personales desde el coraje institucional como apóstoles, con proyección hacia la evangelización en las familias y comunidades.

Meta: Realizar 5 encuentros anuales de formación doctrinal, espiritual y afianzamiento de la vocación de servicio enfatizando en la línea de apóstoles con proyección. (Jornada cuaresmal, celebración día de la mujer, el hombre y la madre, fiesta patronal, día de la familia y navidad)

Realizar una proyección institucional, en el marco de las fiestas patronales.

Población Beneficiaria: Todas las actividades se replicaran con los empleados de la institución COREDI

NOTA: todos los lunes a las  7:30 de la mañana se celebra la Santa Misa y la catequesis dominical sintonía con Dios, además de la reunión de los grupos MACO.

-       Pastoral educativa

Objetivo específico: Acompañar a los estudiantes de los colegios privados, los del tutorial, los del tecnológico y los de primera infancia en los diferentes momentos de la vida educativa, mediante procesos que afiancen su vocación apostólica y los constituyan en auténticos apóstoles con proyección social.

Meta: Realizar al menos un encuentro anual de formación y convivencia con cada uno de los grados o niveles académicos.

Población Beneficiaria: beneficiarios de primera infancia, Estudiantes de Primaria, Secundaria y tutoría o cobertura y con el tecnológico de educación superior.

-       Pastoral académica

Objetivo específico: Acompañar a los estudiantes del tecnológico desde las humanidades en todos los semestres de la vida educativa, mediante procesos que afiancen su vocación profesional  y los constituyan en auténticas personas  con elementos de proyección social.

Meta: Realizar semestralmente un encuentro de cuarentaiocho horas de formación y convivencia a partir del humanismo con cada uno de los grados o niveles académicos.

Población Beneficiaria: beneficiarios  el tecnológico de educación superior

-       Pastoral regional

Objetivo específico: Fortalecer la comunicación de los coordinadores zonales y municipales  con las alcaldías, parroquias  y líderes estudiantiles de los municipios donde está el programa de COREDI, consolidando desde los proyectos pedagógicos, la filosofía y la espiritualidad institucional a los grupos con una proyección social en las comunidades de estos municipios.

Meta: Realizar un encuentro pastoral anual con proyección comunitaria en cada uno de los municipios en los que tiene presencia COREDI

Población Beneficiaria: Municipios donde está el programa de COREDI, por medio de los coordinadores, tutores, personeros, monitores, padres de familia, estudiantes y la comunidad en general.

-       Pastoral parroquial

Objetivo específico: Ayudar a los Sacerdotes de la Parroquia de la transfiguración en las diferentes actividades pastorales programada, fortaleciendo la comunidad desde la acción del plan pastoral diocesano como medio de Evangelización.

Meta: Acompañar los procesos de la parroquia la Transfiguración desde el acompañamiento a diferentes grupos, las Eucaristías y las festividades religiosas.

           Población Beneficiaria: Comunidad de Parroquial La transfiguración del municipio de  El Peñol.

-       Pastoral comunidad del marial

Objetivo específico: Acompañar a la comunidad de la vereda del Marial en las diferentes actividades programada, fortaleciendo la comunidad desde el acompañamiento sacerdotal.

Meta: Seguir los procesos de la formación de comunidad con los convites y la Sagrada Eucaristía desde el acompañamiento de los peregrinos de diferentes lugares y con los vecinos del Marial.

           Población Beneficiaria: Comunidad de la vereda del Marial  y peregrinos.

-       Pastoral con medios de comunicación.

PROGRAMA RADIAL SINTONÍA CON DIOS

Objetivo específico: acercar a los oyentes a una experiencia de Jesús a través de la Escucha de la Palabra y la formación doctrinal del Catecismo de la Iglesia Católica y el magisterio de la Iglesia, afianzando su vocación apostólica y misionera.

Meta: transmitir una reflexión diaria con la lectura del Evangelio dominical y la formación doctrinal respectiva.

Población Beneficiaria: Este proyecto está dirigido a todas las personas que sintonizan la emisora COREDI FM

Metodología: conversatorio sobre el “catecismo integral y misa dominical Sintonía con Dios”, Evangelio y doctrina.

2.7 Metodología.

Se pretende que todos los proyectos se enfoquen a la vivencia de la experiencia con Cristo y a la respuesta a la vocación de los bautizados que se concreta en el discipulado y la misión (Aparecida introducción, N° 17). Para este fin se empleará la metodología del taller que incluye convocatoria, bienvenida, reflexión, trabajo o producción grupal y compromiso de vida, que se trabajarán empleando los 5 pasos que propone Aparecida en el numeral 278  de la siguiente manera:

  1. El Encuentro con Jesucristo: Quienes serán sus discípulos ya lo buscan (cf. Jn 1, 38), pero es el Señor quien los llama: “Sígueme” (Mc 1,14; Mt 9,9). Se ha de descubrir el sentido más hondo de la búsqueda, y se ha de propiciar el encuentro con Cristo que da origen a la iniciación cristiana. Este encuentro debe renovarse constantemente por el testimonio personal, el anuncio del kerygma y la acción misionera de la comunidad. El kerygma no sólo es una etapa, sino el hilo conductor de un proceso que culmina en la madurez del discípulo de Jesucristo. Sin el kerygma, los demás aspectos de este proceso están condenados a la esterilidad, sin corazones verdaderamente convertidos al Señor. Sólo desde el kerygma se da la posibilidad de una iniciación cristiana verdadera. Por eso, la Iglesia ha de tenerlo presente en todas sus acciones.

En el momento denominado “Encuentro con Cristo”, se trabajará la sensibilización y acogida de los asistentes a las actividades, pues es importante que ellos sientan el amor de Cristo que los mira y los invita a caminar con Él por medio de los líderes y talleistas.

  1. La Conversión: Es la respuesta inicial de quien ha escuchado al Señor con admiración, cree en Él por la acción del Espíritu, se decide a ser su amigo e ir tras de Él, cambiando su forma de pensar y de vivir, aceptando la cruz de Cristo, consciente de que morir al pecado es alcanzar la vida. En el Bautismo y en el sacramento de la Reconciliación, se actualiza para nosotros la redención de Cristo.

En segundo lugar, se hace una invitación a la conversión, partiendo de reflexiones personales sobre la realidad actual, equivalente a la fase “Ver” de la metodología MACO “ver, juzgar y actuar.”

  1. El Discipulado: La persona madura constantemente en el conocimiento, amor y seguimiento de Jesús Maestro, profundiza en el misterio de su persona, de su ejemplo y de su doctrina. Para este paso, es de fundamental importancia la catequesis permanente y la vida sacramental, que fortalecen la conversión inicial y permiten que los discípulos misioneros puedan perseverar en la vida cristiana y en la misión en medio del mundo que los desafía.

Después de reflexionar, se compara nuestra realidad con la realidad de Cristo y sus seguidores, aprendiendo con Él y profundizando en su enseñanza y experiencia por medio de trabajos grupales que favorecen el crecimiento espiritual y la vida comunitaria; esto equivale a la fase “Juzgar”

  1. La Comunión: No puede haber vida cristiana sino en comunidad: en las familias, las parroquias, las comunidades de vida consagrada, las comunidades de base, otras pequeñas comunidades y movimientos. Como los primeros cristianos, que se reunían en comunidad, el discípulo participa en la vida de la Iglesia y en el encuentro con los hermanos, viviendo el amor de Cristo en la vida fraterna solidaria. También es acompañado y estimulado por la comunidad y sus Pastores para madurar en la vida del Espíritu.

No es posible aprender de Cristo sin tener una vida Comunitaria que enriquezca la experiencia del amor de Dios y acerque a la persona humana a la verdadera comunión que se manifiesta desde la vida personal y se proyecta a la familia, la academia, el trabajo y demás espacios de la sociedad. Para ello se emplearán las celebraciones litúrgicas y sociales y convivencias grupales.

  1. La Misión: El discípulo, a medida que conoce y ama a su Señor, experimenta la necesidad de compartir con otros su alegría de ser enviado, de ir al mundo a anunciar a Jesucristo, muerto y resucitado, a hacer realidad el amor y el servicio en la persona de los más necesitados, en una palabra, a construir el Reino de Dios. La misión es inseparable del discipulado, por lo cual no debe entenderse como una etapa posterior a la formación, aunque se la realice de diversas maneras de acuerdo a la propia vocación y al momento de la maduración humana y cristiana en que se encuentre la persona

Finalmente, La plenitud del encuentro con  Cristo, se manifiesta en la capacidad y deseo de darlo a conocer a los hermanos, por tanto, se exige una “Acción” contundente, un compromiso de vida a favor de los demás y buscando el crecimiento personal y comunitario de la mano con Cristo.

Dentro de la metodología se contempla la evaluación constante formativa que permite evidenciar logros, aspectos a mejorar y aprendizajes de cada actividad y de cada proceso; en las diferentes actividades se emplea un medio distinto para evaluar, que será anexado a medida que se avanza en las planeaciones y se desarrollan las actividades dentro del proceso y serán responsabilidad del equipo de pastoral.

gobernacionFuntec6 vidasol7 mineducacion14 mintic   Fondecol   Proteagro Buencomienzo   Bienestar  deceroasiempre